CUERPOS EN RESISTENCIA

Histeria Kolektiboa es una gota de sangre que se desliza entre las piernas de muchas para comunicar que el río de la vida no se seca si nos levantamos las faldas y nos quitamos las máscaras de rimmel que este mundo de cuidados maltratados nos impuso.

24019663954_1479e585ef_z

Somos las lobas acosadas del sistema del pastoreo, las ovejas negras paganas, las osas de los suburbios; el hambre de vida, el salvajismo de la intuición y somos muy cerdas, porque nos encanta ser, probar, errar y volvernos a levantar llenas de mierda: Sangre menstrual, sudor, lágrimas, mocos; meadas hasta las trancas y finalmente… orgullosas de ello y  acompañadas. (Cuestión ésta no muy usual y gratamente encantadora).

10258777_1010917675640202_7026881571678720669_o

Histeria nace con el puño en alto y se mantiene con el puño al cielo a pesar de ciclogénesis explosivas, distorsiones emocionales, cambios continuos e histerias profundas. Camina siguiendo una intuición y en su rastro se huelen las hormonas auténticas; libres de pesticidas y aluminios, salvajes, con el alimento entre los colmillos, rabiosas y pacíficadoras, que bailan al son de un excell la canción de  un amor profundo, verdadero, verdadero… y digo esto mientras recuerdo que sé perfectamente lo que significa el amor, que tengo la enorme suerte de que me quieran y me cuiden, tal y como soy, de que me cubran y me escuchen cuando ni yo misma soy capaz de sostenerme, de que me pasen el palo santo por encima y me hagan sentir lo poderosa que soy. Poder que conocí en la infancia y que ahora, gracias a vosotras y vuestras creaturas, estoy recuperando.

24539476322_88b2b685f8_z

Atendiendo a la teoría, podría decir que estoy viviendo un proceso de empoderamiento donde el colectivo ejerce como resorte natural y me impulsa a generar una dinamica rizomática en un espacio creativo y social, además de permitirme sentir un efecto positivo para mi crecimiento personal y creativo de difícil peso.  Colocarme la brócolis entre las tetas mientras otras me acarician con sus manos y sus zanahorias susurrando aquella canción de un amor profundo y naúfrago que se corre si mira un excell o dispara una foto, se ha convertido en mi más sensata tarea en este momento.

24565578601_7e10e39c7c_z

El poder de Histeria reside en si misma, en su libertad. Histeria sabe pedir y lo hace. Y si encuentra resistencia, invoca a la Kali, diosa del periodo premenstrual para que se encargue de eliminar lo sobrante. Las que habitamos La Karpintería simplemente ponemos las orejas, las manos, los ojos, las piernas y las mentes a su disposición. La seguimos porque creemos que tiene algo especial, algo que todas queremos porque sabemos que es transformador y curativo, porque intuimos el conocimiento y la sabiduría de lo ancestral; la existencia de una plenitud libre, limpia, entera, completa, presencial; exacta en su forma y presencia.

19086730976_1e6a36402f_z

Cuerpos en Resistencia ha sido un periplo de unión comunal y ha sido sellado a sangre y fuego. A sangre con Zahira, May, Noelia, Samuel, Silvia, Itziar, Victoria, María, Elba, Iratze, Eneritz, Ana, Sol, Aida, Joyce, Virginia, Elena, Fama,  Terri, Kamilo, con todas las que de forma sutil y a la vez directa, cosa difícil ésta en esta era, han compartido su vulnerabilidad para hacerse más resistentes. A fuego!

El año que viene, más. Lo de mejor… lo dejamos para lxs que crean en el tiempo.

 

 

Anuncios

Una respuesta a “CUERPOS EN RESISTENCIA

  1. Pingback: Bienvenida Jacarandá | ARREBATO HISTÉRICO·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s